Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día de martes 19 abril del año 2022


Devocional

Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, Proverbios 6:17

Este verso nos presenta tres cosas que Dios aborrece o abomina:

1. Los ojos altivos, ojos arrogantes, gente orgullosa.

2. La lengua mentirosa.

3. Las manos derramadoras de sangre inocente, la gente violenta.

Lo primero que aparece en la lista son “los ojos altivos”. Veamos qué significa la expresión “ojos altivos” Esta expresión representa el orgullo, la vanidad, la antipatía, una persona de ojos altivos cree que es una persona autosuficiente. Que al igual que Dios y que las demás personas no son necesarias para su vida, ya que cree que es superior a todos los demás, por su posición social o económica o por alguna cualidad especial y que lo demuestra con un trato distante o despreciativo hacia los demás.

La segunda frase que aparece en la lista es “la lengua mentirosa” podemos ver bastante con respecto a la lengua en Santiago 3:1-12. A continuación veremos algunas de las enseñanzas que aparecen en esta porción:

3:5 la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas.

3:6 la lengua es un fuego, un mundo de maldad y contamina a todo el cuerpo.

3:8 ningún hombre puede dominar la lengua

3.9 con ella bendecimos a Dios, y con ella maldecimos a los hombres

3:10A de una misma boca proceden bendición y maldición

3:10B hermanos míos, esto no debe ser así.

3.11-12 Santiago termina confrontando, haciendo una pregunta “¿A caso alguna fuente hecha por su misma abertura agua dulce y agua amarga?”

Hemos visto lo que enseña Santiago con respecto a la lengua, porque es el instrumento que utilizamos para mentir, la cual Dios aborrece.

La tercera cosa que Dios aborrece son las manos derramadoras de sangre inocente y como lo presenta La Traducción en el Lenguaje Actual “La gente violenta”. Dios aborrece la gente violenta, que por la falta de control en su vida puede llegar hasta el homicidio. Desde el Antiguo Testamento, Dios presentó el mandamiento de No Matarás.

Aplicación

Como hijos de Dios, debemos estar alertas para que nuestra vida no haya ojos altivos, lengua mentirosa, falta de control que nos lleve a cometer un homicidio, recordando que a Dios no le agrada, ya que Él lo aborrece y abomina.

Oración

Padre, que pueda dejar que el Espíritu Santo tome el control en mi vida, y que no me deje actuar de la forma que no me agrada, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo