Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día jueves 15 de septiembre del año 2022



Devocional: Salmo 34:20

El guarda todos sus huesos; ni uno de ellos será quebrantado. Salmo 34:20

Cuando llegamos a este verso, por un momento tuve la intención de pasarlo por alto, porque tenía la inquietud de qué enseñanza podríamos sacar de él, ya que podemos ver este verso como profético o mesiánico, que se cumplió cuando Jesucristo fue crucificado (Juan 19:36).

Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No será quebrado hueso suyo. Juan 19:36

Pero a Dios gracias puedo decir que estaba equivocado, ya que podemos aprender de este verso que la Palabra de Dios siempre se cumple.

El día de hoy recordaremos algunas enseñanzas con respecto a la Palabra de Dios.

  1. Mateo 24:35 El cielo y la tierra pasarán pero mis Palabras no pasarán.

  2. Mateo 5:18 Aún la letra más pequeña de su Palabra será cumplida.

  3. 1 Corintios 10:11 Su Palabra está escrita para amonestarnos.

  4. 2 Timoteo 3:15-17 Toda la Escritura es útil… a fin de que el hombre de Dios

esté enteramente capacitado.

Al mencionar cada una de estas porciones, es para motivarnos a que hoy más que nunca nos acerquemos a la Palabra de Dios, que podamos dedicarle tiempo, haciendo a un lado cualquier distracción y con un corazón y mente deseosos de aprender, porque el Maestro por excelencia, el Espíritu Santo, está dispuesto para ayudarnos a entender Su Palabra (Juan 14:26; 15:26 y 16:13-15).

Por último, hago mención de una porción muy especial que se encuentra en Hebreos 5:13-14

Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. Hebreos 5:13-14

Aplicación

Como aplicación en este verso encontramos que leamos, estudiemos y apliquemos Su Palabra en nuestra vida para crecer en madurez espiritual.

Oración

Padre, gracias por darnos tu Palabra, que haya en nosotros un deseo de conocer más de ella (Josué 1:8), amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo