top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día jueves 2 de junio del año 2022


Devocional

Recibid mi enseñanza, y no plata; y ciencia antes que el oro escogido. Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; y todo cuanto se puede desear, no es de compararse con ella. Proverbios 8:10-11

En estos versos seguiremos viendo el valor que tienen la sabiduría y la inteligencia.

La Nueva Traducción Viviente dice “Elijan mi instrucción en lugar de la plata y el conocimiento antes del oro puro, pues la sabiduría es mucho más valiosa que los rubíes. Nada de lo que uno pueda desear se compara con ella. La Traducción en Lenguaje Actual dice “No busquen las riquezas, mejor busquen mis enseñanzas y adquieran mis conocimientos, pues son más valiosos que el oro y la plata. ¡Los más ricos tesoros no se comparan conmigo!”

Lo que podemos aprender de estas tres versiones, es que, lo primero que nos aconseja es: recibir y elegir la sabiduría y la inteligencia más que todas las cosas y la comparación que se hace es que, la sabiduría y la inteligencia son mejores que el oro, plata, rubíes, riquezas, o cualquier piedra preciosa.

Valoremos el servicio que la sabiduría y la inteligencia nos darán al hacer uso de ellas, como dice la Nueva Traducción Viviente “Nada de lo que uno pueda desear se compara con ella.” La sabiduría y la inteligencia proveen para nosotros: instrucción, conocimiento, enseñanza y ciencia.

Lamentablemente, conociendo el corazón humano, preferimos el oro, la plata, las riquezas, haciendo a un lado lo que nos puede ayudar para ser mejores en nuestra vida.

Jesucristo en Mateo 6:25-34 nos hace una tremenda amonestación, que nuestro afán y ansiedad puedan desviarnos de lo más importante, por eso en el verso 32 menciona que los gentiles (incrédulos) buscan estas cosas, pero nos anima diciendo que nuestro Padre celestial sabe que tenemos necesidad de todas estas cosas. Luego en el verso 33 nos dice “Más buscad primeramente el reino de Dios y Su justicia y todas estas cosas os serán añadidas.”

Aún en Mateo 6:24 nos dice claramente “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.”

Aplicación

Que, como hijos de Dios, podamos buscar la sabiduría y la inteligencia antes que, a las riquezas, las cuales pueden alejarnos de Él.

Oración

Padre, gracias porque también nos has provisto la sabiduría y la inteligencia para nuestro bien, amén.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page