top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día jueves 30 de junio del año 2022



Devocional

El que corrige al escarnecedor, se acarrea afrenta; el que reprende al impío, se atrae mancha.

No reprendas al escarnecedor, para que no te aborrezca; corrige al sabio, y te amará. Proverbios 9:7-8

En estos dos versos que veremos hoy, nos presentan a dos personajes: al impío y al escarnecedor. A continuación, veremos quiénes son estos personajes.

El impío es aquella persona que no tiene o no siente compasión o piedad, que no demuestra ninguna devoción religiosa, o ningún respeto por las cosas religiosas. Podemos decir que es un incrédulo.

Escarnecedor es una persona que se burla de una manera cruel, y de una manera insultante, especialmente se burla de Dios y de las personas que creen en Dios.

El verso 7 nos anticipa qué le sucede al que corrige al escarnecedor. Se acarrea afrenta, insultos, y el que reprende al impío, “se atrae mancha, saldrá herido, se ganará desprecio.”

El verso 8 es claro en decirnos que “no reprendas al escarnecedor” podemos comprobar que siempre la Palabra nos anticipa para decirnos qué hacer o qué no hacer para evitarnos problemas. Al finalizar el verso 8, nos anima a corregir al sabio, porque su respuesta será positiva a la corrección. La Versión Reina Valera dice “te amará” y las otras versiones coinciden diciendo lo mismo.


Aplicación


Que podamos ser sabios, y que el Espíritu Santo nos dé Dominio Propio para saber qué hacer.

Oración

Padre, gracias por la advertencia que nos presenta tu Palabra, que pueda obedecerte siempre.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page