Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día lunes 15 de agosto del año 2022


Devocional

En las muchas palabras no falta pecado; más el que refrena sus labios es prudente. Proverbios 10:19

Iniciamos esta nueva semana buscando a nuestro Dios en oración, reconociendo que Él es Soberano, que tiene nuestras vidas en sus manos y que Él nos cuidará, nos ayudará y aún proveerá para nuestras necesidades.

El verso que estudiaremos hoy, tiene que ver con las palabras que pueden o deben salir de nuestra boca, el verso dice en versión Reina Valera “En las muchas palabras no falta pecado;

más el que refrena sus labios es prudente.” La Nueva Traducción Viviente dice “Hablar demasiado conduce al pecado, sé prudente y mantén la boca cerrada.” La Traducción en Lenguaje Actual dice “Hablar mucho es de tontos, saber callar es de sabios.”

El llamado que nos presenta este verso tiene que ver con la cantidad de lo que hablamos, y nos advierte que podemos cometer pecado en ello. Aún más, la Palabra nos dice en Mateo 12:36 que de toda palabra ociosa daremos cuenta.

Comúnmente se podría decir que, una conversación ociosa, es aquella que se hace solo por hablar, o hablar de los demás.

En la segunda parte del verso podemos ver que se nos motiva a refrenar lo que decimos, a tener la boca cerrada y a saber callar. Si esto hacemos seremos prudentes y aún tomados como sabios.

Podemos recordar el significado Bíblico de prudencia “Es la cualidad que consiste en actuar o hablar con cuidado, de forma justa y adecuada, con cautela, con moderación, y con previsión y reflexión.

Aplicación

Que, como hijos de Dios, podamos ser prudentes para hablar.

Oración

Padre, ayúdame a controlar mi forma de hablar, amén.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo