Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día lunes 20 de septiembre del año 2021



Devocional: Salmo 1:4

No así los malos, que son como el tamo que arrebata el viento. Salmo 1:4

Estamos iniciando una nueva semana, hasta el día de hoy Dios ha sido fiel en nuestras vidas, como dice Su Palabra Él siempre es fiel y con esa confianza depositemos nuestras vidas en Sus manos para enfrentar esta semana.

La semana pasada, terminamos de meditar Salmo 1:3, donde aprendimos las bendiciones de la persona que apoya su vida en la Palabra de Dios.

Ahora, en el verso 4, encontramos la descripción de los malos, siendo todos aquellos que no están interesados en vivir su vida bajo la dirección de Dios, buscando en Google, encontré el significado Bíblico de la palabra “malos” contiene la idea de una persona que es despreciable, depravada y corrupta; y especialmente, una persona o cosa que se opone a Dios, a Su voluntad, a Su Mesías y a Su evangelio.

Este verso nos presenta una comparación que “los malos, son como el tamo”, siendo su significado que es parte polvo y suciedad, pero el verdadero tamo es la capa dura y no comible del grano (Isaías 5:24 y 33:11). La palabra propiamente significa heno, rastrojo seco propio para quemar, aún podemos decir que es la cáscara que se le quita al grano porque no sirve.

La palabra se usa en sentido figurado para hombres inútiles, impíos. El verso termina diciendo que el viento los arrebata porque no tienen peso y lo único que les espera es ser desechados porque no sirven para nada.

Aplicación: Al leer este verso podemos comprender que la persona que decide oponerse a Dios y a Su Palabra, le espera ser desechado y en su vida no hay nada que pueda ser acepto delante de Dios.

Oración: Padre gracias por la misericordia que derramaste en mi vida al conocerte como mi Salvador, amén.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo