Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día lunes 5 de septiembre del año 2022



Devocional: Salmo 34:13b

Y tus labios de hablar engaño. Salmo 34:13b

Hemos tomado tiempo para hablar del verso 13 porque creemos que muchas veces podemos pasar por alto el daño que causamos a otros y aún a nosotros mismos al engañar con nuestras palabras. Veamos primero el significado de la palabra engaño

“conjunto de palabras o acciones con que se engaña a alguien o se le hace creer algo que no es verdad; acción y efecto de engañar (inducir a alguien a tener por cierto aquello que no es, dar a la mentira apariencia de verdad, producir ilusión)”.

Algunos sinónimos de la palabra engaño son: mentira, falsedad, fraude, embuste, estafa.

En nuestros días les hemos puesto nombres a las mentiras como, por ejemplo: oportunas y piadosas; también les hemos puesto colores: blancas. También tratamos de disminuir el efecto de la mentira.

Debemos recordar que Dios nos lo advierte en los Diez Mandamientos de Éxodo 20:16 “No hables contra tu prójimo falso testimonio.” Proverbios 12:22 “Los labios mentirosos son abominación a Jehová; pero los que hacen verdad son su contentamiento.” Hay muchos versos que podríamos decir con respecto a labios que hablan engaño, pero creo que el de Proverbios 12:22 nos confronta a la realidad de lo que Dios opina de la persona mentirosa. La Nueva Traducción Viviente lo dice así: “El Señor detesta los labios mentirosos”.

En Efesios 4:17-25, el apóstol Pablo está hablando a la iglesia, les recuerda cómo debe ser nuestro andar en Cristo y lo que hemos aprendido de Él. Pero hoy haremos énfasis en lo que dice el verso 25 “Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.” Hacemos resaltar la palabra desechando (del verbo desechar), que significa apartar de sí a alguien o algo que resulta inútil, incómodo, molesto, no tomándolo en cuenta, excluir, reprobar, renunciar, etc.

Aplicación

Que encontramos es que con la ayuda de Dios podamos desechar la mentira y que nuestros labios hablen la verdad.

Oración

Amado Padre celestial, reconozco mi debilidad, necesito mucho de tu ayuda y que mis labios no hablen engaño, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo