top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día martes 16 de agosto del año 2022



Devocional

Plata escogida es la lengua del justo; más el corazón de los impíos es como nada.

Los labios del justo apacientan a muchos, más los necios mueren por falta de entendimiento.

Proverbios 10:20 y 21

Estos dos versos continúan enseñándonos con respecto a la lengua, o nuestros labios y todo aquello que sale de nuestra boca.

Al leer detenidamente el verso, podemos ver que el autor hace una relación entre la lengua del justo y el corazón del impío.

En Lucas 6:45 “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.” Jesucristo nos confronta que es de nuestro corazón el origen de lo que nosotros hablamos, siempre nuestro Señor va a lo profundo de nuestro ser y es por eso que menciona nuestro corazón.

Luego, en el verso 21, se nos presenta lo que pueden hacer los labios del justo. Reina Valera dice “apacientan a muchos.” Nueva Traducción Viviente dice “animan a muchos.” Y la Traducción en Lenguaje Actual dice “ayudan a muchos.” Al ver lo que dicen cada una de las versiones, la enseñanza es clara: como hijos de Dios, lo que debe salir de nuestra boca tiene que ser para animar y ayudar a los demás.

El significado Bíblico de apacentar es pastorear, tener cuidado de las ovejas, es por eso que nuestras palabras debiesen ser para cuidar y ayudar a otros.

En Efesios 4:29, Pablo nos motiva a que ninguna palabra corrompida salga de nuestra boca, sino que las palabras que deben salir sean buenas para la necesaria edificación.

Aplicación

Que podamos, con la ayuda de Dios, utilizar nuestras palabras para animar, ayudar y edificar a los demás.

Oración

Padre, dame sabiduría de lo alto para hablar, amén.

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page