top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día martes 17 de mayo del año 2022



Devocional

El cual pasaba por la calle, junto a la esquina, e iba camino a la casa de ella, a la tarde del día, cuando ya oscurecía, en la oscuridad y tinieblas de la noche. Proverbios 7:8-9

Ayer, el escritor comenzó a narrar como era este joven, simple, falto de entendimiento, ingenuo, sin sentido común e imprudente. Hoy, este joven toma la decisión de ir a buscar a la mujer inmoral.

El joven tiene en su mente ir a buscar a esta mujer ya cuando la noche llega, tal vez con la idea de que nadie lo vea. Cuando leía estos versos, recordaba una frase o dicho que se mencionaba en mi país, “Siempre hay un Yo lo vi,” quizá queriendo decir que por más que intente hacer algo en escondidas, o en la oscuridad de la noche, está la posibilidad de que alguien me vea.

Aún como hijos de Dios, podrá pasar por nuestra mente que podemos hacer algo sin que nadie nos vea, pero al hacer esto no hemos tomado en cuenta que Dios siempre nos ve.

Cuando leemos el Salmo 139, Dios nos confronta a la realidad de que Él conoce todo y que no podemos huir de su presencia. Solo el verso dos de este Salmo menciona lo siguiente: “Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme, has entendido desde lejos mis pensamientos.”

Hay una tremenda realidad: A Dios no le podemos ocultar nada, Él conoce todos nuestros pensamientos, y este Salmo añade “Pues no está aún la palabra en mi lengua y he aquí, Oh Jehová, Tú la sabes toda.”

Aplicación

Que, como hijos de Dios, no pasemos por alto que Dios es Omnisciente, lo conoce todo, Omnipresente, Él está en todo lugar, no podemos ocultarle nada.

Oración

Padre, que pueda vivir una vida que te agrade, amén.

1 visualización0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page