top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día martes 18 de enero del año 2022



Devocional:

Porque os doy buena enseñanza; no desamparéis mi ley. Proverbios 4:2

El día de ayer meditábamos en nuestra responsabilidad que tenemos como padres de cuidar a nuestros hijos, y como hijos la de estar atentos a esa enseñanza para conocer cordura y en la aplicación hablamos de que, como hijos de Dios recibimos la enseñanza de nuestro Padre celestial a través de Su Palabra.

En este verso se nos dice en la primera parte “Porque os doy buena enseñanza” la Nueva Traducción Viviente dice: Porque les doy buena orientación. Como padres terrenales es nuestra responsabilidad dar buena enseñanza, buen ejemplo a nuestros hijos.

Pero hablando de nuestro Padre celestial, debemos siempre tener presente que la enseñanza que Él nos da en Su Palabra siempre es buena para nuestra vida, por esta razón, el apóstol Pablo nos dice en 2 Timoteo 3:16 y 17 que esta Palabra es inspirada por Dios y es útil para enseñar, redargüir, corregir, instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

Luego, la segunda parte del verso se nos pide a “no desamparar Su ley” la Nueva Traducción Viviente dice “No se alejen de mis instrucciones”. Vivimos en tiempos en que muchos hijos de Dios se han alejado de Su Palabra, la palabra que aparece en el verso es “desamparar” la cual significa: dejar abandonado, sin amparo a una persona, o sea que, abandonamos la Palabra de Dios.

Aplicación: Nuestra responsabilidad como hijos de Dios es de valorar Su Palabra y no abandonarla. Una aplicación más práctica es que, debo leer todos los días la Biblia, meditar en ella y confiar que el Espíritu la hará práctica en mi vida porque anhelo agradar a Dios.

Oración: Padre, ayúdame a valorar y guardar tu Palabra y a ponerla en práctica, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page