Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día martes 22 de noviembre del año 2022



Devocional

Las palabras de los impíos son asechanzas para derramar sangre; más la boca de los rectos los librará. Dios trastornará a los impíos, y no serán más; pero la casa de los justos permanecerá firme. Proverbios 12:6-7

La meditación que tendremos hoy se basa en dos versos que nos hablarán de los impíos y sus acciones, como también lo que sucede con los justos o rectos.

En Proverbios 12:6 se nos habla de las palabras de los impíos y lo que ellos producen. La versión Reina Valera menciona “asechanzas para derramar sangre.” La Nueva Traducción Viviente dice “emboscada mortal” y lo contrapone con lo que sale de la boca del justo. La Nueva Traducción Viviente menciona “las palabras de los justos salvan vidas.” Y la Traducción en Lenguaje Actual dice “Cuando habla la gente buena, libra a otros de la muerte.”

El verso 6 nos presenta en una forma sencilla que, lo que sale de la boca del impío es para dañar a los demás, y lo que sale de la boca de los justos y rectos es para bendición.

Luego, el verso 7 nos habla que, el que tiene la última palabra es Dios y que Él actuará y juzgará. Ya que el verso menciona en cuanto a los impíos, que Dios los trastorna y no serán más. La Nueva Traducción Viviente dice “Los perversos mueren y no dejan rastro.” Y la Traducción en Lenguaje Actual dice “Caerán los malvados, y termina su existencia.”

Sin embargo, en cuanto a los justos dice “Su casa permanecerá firme” y la Nueva Traducción Viviente dice “Su familia permanece firme.”

Al leer estos dos versos, podemos confirmar que Dios siempre tienen la última palabra, y que Él conoce el camino del justo y el del impío.

Aplicación

Que, como hijos de Dios, podamos utilizar nuestras palabras para bendición.

Oración

Padre, que pueda ser de bendición a los demás, aún con mis palabras, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo