Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día martes 24 de mayo del año 2022



Devocional

Ahora pues, hijos, oídme, y estad atentos a las razones de mi boca. No se aparte tu corazón a sus caminos; no yerres en sus veredas. Proverbios 7:24-25

En los versículos que estaremos viendo hoy, les he puesto como título “Amonestación del Padre a Sus hijos” la versión Reina Valera dice “Ahora pues, hijos, oídme, y estad atentos a las razones de mi boca. No se aparte tu corazón a sus caminos; no yerres en sus veredas.” La Nueva Traducción Viviente dice “Por eso hijos míos, escúchenme y presten atención a mis palabras, no dejen que el corazón se desvíe tras ella, no anden vagando por sus caminos descarriados.”

En la versión Reina Valera comienza con la palabra “Ahora” esta palabra indica el momento mismo en el que se habla o se escribe, sus sinónimos son: en este instante, en este momento. Nos da a entender la urgencia para que sus hijos oigan, estén atentos, aparten sus corazones de los caminos de esa mujer y las otras versiones añaden que sus hijos escuchen, que presten atención, que su corazón no se desvíe tras ella y por último, que no pierdan la cabeza pensando en esa mujer.

La misma urgencia que presenta el padre con sus hijos en el Libro de Proverbios, es la urgencia que Dios nos presenta a nosotros como Sus hijos en Su Palabra.

Un verso que resume la urgencia de Dios para Su pueblo o para sus hijos puede ser lo que dice Josué 1-8 “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”

Aplicación

Que como hijos de Dios podamos tener siempre Su palabra en nuestra boca, nuestra mente, para ponerla en práctica siempre en todo lugar.

Oración

Padre, que pueda esforzarme a poner en práctica tu Palabra, amen.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo