Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día martes 29 de marzo del año 2022



Devocional

Te has enlazado con las palabras de tu boca, y has quedado preso en los dichos de tus labios. Proverbios 6:2

Como lo dijimos ayer, es un nuevo tema donde el padre advierte a su hijo, si él tomase la decisión de salir de fiador por su amigo, y de empeñar su palabra a un extraño.

La primera parte del verso dice “Te has enlazado con las palabras de tu boca,” la Nueva Traducción Viviente dice: “Si quedares atrapado por el acuerdo que hiciste”.

La palabra que utiliza la versión Reina Valera 60 es “enlazado” y la palabra que utiliza la Nueva Traducción Viviente es “atrapado”, cada una de estas palabras nos deja claro la obligación que uno ha adquirido al comprometerse con sus palabras. Algunas veces nos comprometemos muy a la ligera, y no meditamos en lo que afectaría mi vida al decir “sí” sin pensar. Por esa razón, es que el verso dice “te has enlazado o atrapado con las palabras de tu boca.”

Adquirimos compromisos porque muchas veces nuestra boca responde sin saber si se puede o no se puede cumplir, y se da la posibilidad que nos veamos obligados a hacer algo que no lo consideramos con anticipación.

La segunda parte del verso nos dice: “y has quedado preso en los dichos de tu boca”, es cierto que el tema sigue siendo “salir de fiador” pero muchas veces por responder a la ligera nos comprometemos con nuestras palabras en hacer cosas que nos obligarán a llevar a cabo, en lo que nos hemos comprometido.

También tiene que ver mucho con nuestra responsabilidad de dar honor a nuestras palabras, con aquellos con los cuales nos hemos comprometido. Un ejemplo sencillo puede ser que nos digan: “¿Podemos vernos mañana a las cuatro de la tarde?” Y nosotros, sin pensar en las cosas que tengo que hacer mañana decimos “Si podemos”, luego, pasa un poco de tiempo y nos recordamos que mañana a esa hora teníamos ya un compromiso, y podemos ver que nos hemos enredado, enlazado, con nuestras palabras, porque no consideramos lo que teníamos qué hacer.

Salir de fiador por otra persona es una responsabilidad que no se puede o debe tomar a la ligera.

Aplicación

Que, como hijos de Dios, podamos pedir sabiduría, para que no quedemos enlazados, o presos por los dichos de nuestra boca, para poder ser sabios con los compromisos que hagamos.

Oración

Padre, que pueda ser responsable con todo aquello que me comprometa, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo