top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día miércoles 14 de diciembre del año 2022


Devocional

Y el pueblo estaba esperando a Zacarías, y se extrañaba de que él se demorase en el santuario. Pero cuando salió, no les podía hablar; y comprendieron que había visto visión en el santuario. Él les hablaba por señas, y permaneció mudo. Lucas 1:21-22

Hoy continuamos con este precioso relato del anuncio del nacimiento de Juan el Bautista. El verso 21 nos dice que el pueblo estaba esperando a Zacarías y se extrañaba que él se demorara en el santuario. La Nueva Traducción Viviente dice “Y se preguntaba (el pueblo) ¿Por qué tardaba tanto?” Y la Traducción en Lenguaje Actual hace la pregunta “¿Por qué no salía del templo?”

Es de imaginarse la inquietud del pueblo, al ver que Zacarías no salía del templo, y quizás lo que más pensaban es que Dios no se había agradado de su ministerio, y lo hubiese matado.

Cuando al fin salió Zacarías del templo, se dieron cuenta que él no podía hablar. Y como dice Reina Valera “comprendieron que había visto visión en el santuario.”

Como lo hemos visto anteriormente, Lucas describe que Zacarías hablaba por señas.

Al meditar en estos versos, me preguntaba qué aplicación podemos sacar para cada uno, o para la vida de nuestra iglesia. Lo que podemos ver, es que el trabajo para el Señor debe llevarse a cabo en conjunto, los líderes ministrando o sirviendo y una congregación pendiente, apoyando su ministerio.

La lectura que vino a mi mente es la de Hechos 12:5 “Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él.”

Aplicación

Como líderes, cumplamos con nuestra responsabilidad en llevar a cabo nuestro ministerio. Como congregación, apoyemos en oración sin cesar a nuestros líderes.

Oración

Padre, gracias porque cada uno de nosotros podemos desempeñar una función en tu Cuerpo que es la iglesia, amén.

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page