Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día miércoles 31 de agosto del año 2022




Devocional: Salmo 34:10


Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien. Salmo 34:10



Cuando leí la primera parte que habla sobre los leoncillos y que La Nueva Traducción Viviente dice “hasta los leones jóvenes y fuertes a veces pasan hambre”, siendo el león considerado como el rey de la selva, aún a sus cachorros les puede faltar su comida.


Lo que venía a mi mente es lo que menciona Jesús en Mateo 6:25-34, el afán por “qué habéis de comer o beber” y en Mateo 6:26 Jesús nos confronta a una tremenda realidad: que Dios provee para las aves, y nos recuerda el valor que tenemos para Él cuando pregunta “¿No valéis vosotros mucho más que ellos?” El llamado en la porción de Mateo 6:31 es a no afanarnos sabiendo que nuestro Padre sabe que tenemos necesidad de estas cosas.


En la segunda parte del verso 10, comienza con una palabra muy interesante “pero” es una conjunción adversativa que actúa como nexo enlazando oraciones o palabras. Como vimos en la primera parte del verso, los leoncillos pueden tener hambre, pero los que buscan a Jehová, no tendrán falta de ningún bien.


Además de presentar la promesa de la provisión de Dios, nos dice lo que tenemos qué hacer: buscar, o sea hacer lo necesario para llegar a conseguir algo.


Concluimos que la segunda parte del verso 10 está relacionado también con lo que dice Mateo 6:33-34.


Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. Mateo 6:33-34


Aplicación


Busquemos a Dios en todo momento y confiemos en Sus promesas de provisión y sustento.


Oración


Padre gracias por saber cuál es mi necesidad, por eso nuevamente te busco para no estar en ansiedad y poder confiar en Ti, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo