Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día miércoles 9 de noviembre del año 2022


Devocionales

Devocional

El que confía en sus riquezas caerá; más los justos reverdecerán como ramas. Proverbios 11:28.

Damos gracias a Dios porque Su Palabra nos trae nuevas enseñanzas. Que nuestra petición delante de Dios sea que con Su ayuda podamos ponerlas en práctica.

La Nueva Traducción Viviente dice en este verso “El que confía en el dinero se hundirá, pero los justos reverdecen como las hojas en primavera.” La Traducción en Lenguaje Actual dice “Quien confía en sus riquezas se encamina al fracaso, pero quien es honrado camina seguro al triunfo.”

En resumen, las tres versiones nos advierten que, la persona que confía en las riquezas o el dinero, caerá, se hundirá y se encaminará al fracaso. La Palabra de Dios siempre nos advierte a no confiar en las riquezas o poner nuestro amor en ellas.

En Mateo 6:24 Jesucristo dice “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.” En Jeremías 9:23 y 24 se nos dice que “Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.”

En 1 Timoteo 6:17 Pablo nos dice que no pongamos nuestra esperanza en las riquezas porque son inciertas. Y aun Jesucristo en Lucas 12:13-20 nos advierte en que la vida no consiste en los bienes que uno pueda poseer, que hay que tomar en cuenta el tiempo de vida que el Señor nos puede dar, y que cuando seamos llamados a Su presencia todo lo acumulado ¿De quién será?

Aplicación

Que podamos confiar en Dios, y no en las riquezas, para tener de Él la bendición verdadera para nuestras vidas.

Oración

Padre, dame de tu sabiduría para saber manejar la provisión que tú me das, que pueda confiar en el que da la provisión, y no en la provisión, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo