Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día viernes 29 de octubre del año 2021




Devocional:

Más el que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal.

Proverbios 1:33

El día de hoy terminamos este bendecido capítulo con el verso 33, aquí encontramos dos hermosas promesas para el que oiga la sabiduría, teme a Jehová y no menosprecia el consejo de Dios.

La primera promesa es que “el que me oyere, habitará confiadamente” la Nueva Traducción Viviente lo menciona en la siguiente forma “vivirá en paz”.

Cuando en la Biblia se menciona la palabra “habitar” tiene que ver mucho con gozar de la presencia de Dios, y el verso que viene a mi mente es Salmo 91:1 habitar al abrigo del Altísimo es morar bajo la sombra del Omnipotente.

Qué maravillosa promesa del Señor que podamos habitar confiadamente porque estamos bajo Su protección, aún Jesucristo lo menciona en Mateo 28:20, Su presencia está con nosotros para siempre y en Romanos 8:31, el apóstol Pablo nos dice que, si Dios es por nosotros, quién contra nosotros.

La segunda parte del verso nos menciona que “vivirá tranquilo, sin temor del mal”.

Este verso nos dice que vivir tranquilo, aunque el mal pueda estar alrededor nuestro, podemos vivir sin temor porque Dios está con nosotros, no estamos solos.

Varios versos que podemos leer apoyando esto son: Salmo 27:1; Salmo 32:7; Nahúm 1:7 y 2 Tesalonicenses 3:3, y aún muchos más que nos hablan de estar tranquilos y no tener temor.

Para finalizar, hago mención de lo que dice Romanos 8:28-39, donde Pablo nos da la seguridad de estar confiados en Dios, en medio de cualquier circunstancia que nos pueda rodear.

Aplicación: Que podamos oír el consejo de Dios y así habitar confiadamente y vivir tranquilos sin temor del mal.

Oración: Padre, que aún en medio de esta pandemia pueda estar confiando siempre en ti, amén.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo