Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día viernes 8 de abril del año 2022



Devocional

10 Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo;

11 Así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre armado. Proverbios 6:10 y 11

En este día trataremos de terminar este tema de la pereza. En el verso 10, podemos ver una ilustración de cómo se mantiene el perezoso, la versión Reina Valera 1960 dice “Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo;” la Nueva Traducción Viviente dice “Un rato más de sueño, una breve siesta, un pequeño descanso cruzado de brazos.” Al ver estas dos versiones, podemos tener la imagen que esta persona se mantiene “muy ocupado” solo descansando.

Cuando leía este verso, el escritor en una forma práctica y sencilla, nos confronta para que veamos si estamos actuando de esta forma, estamos siendo perezosos. Como hijos de Dios a Él no le agrada.

Siempre tengamos presente lo que nos dice Romanos 11:12-13 “En lo que requiere diligencia, no perezosos, la Nueva Traducción Viviente nos dice en este verso “No sean nunca perezosos, más bien trabajen con esmero y sirvamos a Dios con entusiasmo. La Traducción en Lenguaje Actual dice “Trabajen con mucho ánimo y no sean perezosos.”

En el verso 11, se nos presenta lo que le puede suceder al perezoso, la versión Reina Valera 1960 dice “ Así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre armado.” La Nueva Traducción Viviente dice “Entonces la pobreza te asaltará como un bandido; la escasez te atacará como un ladrón armado.” Y la Traducción en Lenguaje Actual dice “Así acabarás en la más terrible pobreza.”

Las diferentes palabras que aparecen en cada una de estas versiones “necesidad, pobreza, escases” son advertencias para todas aquellas personas que no quieren hacer nada, seguramente que no tendrán nada; y vendrá lo que se merecen, una terrible pobreza.

Aplicación

Estos versos nos animan, nos confrontan a no ser perezosos. Aún más, como hijos de Dios, somos llamados a ser diligentes, que nosotros con la ayuda de Dios y la dirección del Espíritu Santo, podamos dejar a pereza y como dice el verso, que veamos a la hormiga que trabaja en el verano, para tener suficiente comida en el invierno.

Oración

Padre, ayúdanos a ser sabios, a tomar en cuenta tu reprensión y con tu ayuda que dejemos la pereza, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo