Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día viernes 8 de julio del año 2022



Devocional

Las aguas hurtadas son dulces, y el pan comido en oculto es sabroso.

Y no saben que allí están los muertos; que sus convidados están en lo profundo del Seol. Proverbios 9:17-18

Hoy llegamos a los dos últimos versos de Proverbios 9. En ellos se nos ilustra el pensar del pecador, que se siente bien y disfruta lo que hace, aún quiere engañarnos diciéndonos que el pecado trae satisfacción.

El verso 17 dice “Las aguas hurtadas son dulces,” aquí se nos da a entender que aún el hurtar puede traer disfrute, y luego nos dice “el pan comido en oculto o a escondidas es más sabroso.”

Podemos deducir que, lo come a escondidas para que nadie se dé cuenta porque lo ha robado o aún no tenía el derecho de tocarlo. Esto tiene que ver con aquello que no es mío y yo lo tomo y deseo que nadie se dé por enterado.

El escritor en el verso 18, nos da a entender que toda persona que roba algo, o hace algo en escondidas, se engaña creyendo primero que nadie lo pudo ver, pasando por alto que esto lo aleja más de Dios. Se puede decir que anda por caminos de muerte y condenación.

La Biblia declara que, como hijos de Dios, somos de la luz, y no de las tinieblas como lo dice 1 Timoteo 5:5 y en Mateo 5:15-16 se nos motiva que nuestra luz pueda brillar delante de todos los hombres.

Aplicación

Que podamos obedecer a la Palabra de Dios y no a mentiras que nos meterán más en problemas.

Oración

Gracias porque somos tus hijos, que nuestra luz pueda brillar delante ti y de todos los hombres, amén.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo