Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día martes 20 de septiembre del año 2022



Devocional:

Como el vinagre a los dientes, y como el humo a los ojos, sí es el perezoso a los que lo envían.

Proverbios 10:26

El verso que estudiaremos nos hablará del perezoso. El escritor utiliza dos ilustraciones, para que entendamos cómo afecta la actitud del perezoso a los demás. Son dos ilustraciones comunes y puede que hayamos experimentado alguna de ellas. “Como el vinagre a los dientes y como el humo a los ojos,” lo común de estas dos ilustraciones es que producen molestias a los demás.

Esto implica que, lo mismo ocurre cuando a una persona le toca lidiar con un perezoso produce molestia. Aún más, cuando se le ha encomendado una tarea y esta persona no la realiza, no porque no pueda, porque sencillamente la pereza lo domina, dejando para mañana lo que podamos hacer hoy, postergando las tareas importantes para hacerlas después.

El apóstol Pablo nos motiva en Romanos 12:11 diciendo “En lo que requiere diligencia no perezosos, fervientes en espíritu, sirviendo al Señor.” Pablo está hablando a creyentes, motivándoles a ser diligentes, no solo en nuestras actividades cotidianas como: trabajo, actividades de la casa, y aún más, en las cosas del Señor.

Aplicación

Con la ayuda de Dios, esforcémonos y revisemos aquellas cosas que hacemos poniendo diligencia en cada una de ellas, para no caer en el papel del perezoso.

Oración

Padre, esfuérzame a ser diligente, amén.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo