Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día martes 30 de agosto del año 2022


Devocional: Salmo 34:9 Temed a Jehová, vosotros sus santos, pues nada falta a los que le temen. Salmo 34:9 Este verso empieza con un verbo que está en imperativo “temed” y al mismo tiempo nos menciona a quién debemos de temer. En el sentido más simple del verbo temer es: tener miedo de algo o de alguien, en el sentido Bíblico significa “tener temor de Dios con absoluta reverencia y admiración porque es un Dios Todopoderoso.” Saber esto me motiva a vivir una vida que pueda agradarle. En la segunda parte del verso nos menciona específicamente quiénes deben temer “vosotros sus santos.” Esto lo aplico en el sentido de que “yo debo temer a Dios. Recordemos que el significado de “santo” es estar apartado, separado. Nosotros somos hijos de Dios y estamos apartados y separados del mundo para vivir de acuerdo a la voluntad de Dios y servirlo (Romanos 12:1 y 2). Tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento se nos llama a ser santos:

  • Levítico 20:26 Hace énfasis en ser santos porque Dios es santo y menciona “os he apartado”

  • 1 Pedro 1:16 Pedro nos recuerda “Sed santos porque Yo soy santo.”

  • 1 Pedro 1:17 “Conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación.”

  • 1 Juan 3:2-3 Nos motiva a vivir una vida de pureza. El verso 9 termina con una tremenda promesa: “Pues nada falta a los que le temen.” Muchas veces en tiempos de necesidad y escases solo la fortaleza del Señor nos hace confiar en sus maravillosas promesas, que el Señor va a proveer. El apóstol Pablo nos lo recuerda en Filipenses 4:19 “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” Aplicación Como hijos de Dios, tomados de Su mano esforcémonos para vivir una vida que agrade a nuestro Dios. Oración Amado Padre, gracias por haberme hecho hijo tuyo, ayúdame a serte fiel y a esperar en tu provisión., amén

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo