Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día martes 14 de septiembre del año 2021



Devocional: Salmo 1:3b

Que da su fruto en su tiempo, Salmo 1:3b

La segunda enseñanza de este verso es la expresión “que da su fruto a su tiempo” y lo primero que podemos aprender es que no está hablando de una posible producción de frutos, al contrario, menciona con certeza que da fruto.

La característica de este árbol es que está plantado en el lugar adecuado y es por esto que da fruto. Este verso nos confronta a que como hijos de Dios, nuestra vida debe estar dando fruto.

En Mateo 7, que forma parte del Sermón del Monte, la enseñanza de nuestro Señor Jesucristo nos confronta a que “por sus frutos se conoce el árbol” (Mt. 7:15-20), en esta porción, Jesús les dice a Sus oyentes 2 veces “por sus frutos los conoceréis” haciendo también énfasis que el buen árbol da buenos frutos y el árbol malo da malos frutos. La llamada de atención a nuestra vida es ¿Qué clase de frutos estoy dando en mi vida?

En este momento de la pandemia, es cierto que no nos podemos congregar en el templo, pero debemos seguir alimentándonos de la Palabra de Dios cada día y bajo la dirección del Espíritu Santo dando el fruto o mejor dicho el buen fruto que como hijos de Dios espera que demos.

Es importante recordar el aspecto espiritual, interno, que dependiendo del Espíritu Santo esté produciendo en nuestra vida el fruto del Espíritu (Gál. 5:22-23) y luego podemos dar a conocer o reflejar a los demás el resultado de estar viviendo controlado por el Espíritu Santo por el fruto que los demás ven en nuestra vida.

Aplicación: Que como hijos de Dios podamos dar buen fruto.

Oración: Padre ayúdame, necesito depender mucho de ti para dar buen fruto, amén.



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo