Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día jueves 10 de marzo del año 2022


Devocional:

13 No oí la voz de los que me instruían, y a los que me enseñaban no incliné mi oído! Proverbios 5:13

En este verso podemos encontrar, aun el lamento de la persona que cae en la trampa de la mujer extraña.

El verso dice: “No oí la voz de los que me instruían, y a los que me enseñaban no incliné mi oído.

Casi podemos escuchar el lamento que el hijo hace, y menciona en plural “de los que instruían, de los que me enseñaban.”

Muchos de nosotros tenemos el privilegio de tener personas interesadas genuinamente en nuestras vidas, y se ven motivadas a instruirnos y a enseñarnos con el propósito de ayudarnos para la vida, presente y futura, con la intención de que evitemos caer en muchos tropiezos.

La Palabra de Dios está llena de enseñanza e instrucción para que cada uno de nosotros podamos salir adelante en nuestra vida.

En 1 Corintios 10:6 y 11, el apóstol Pablo dice que lo que está escrito en la Palabra de Dios es para amonestarnos, y que no cometamos los mismos errores de los antiguos. En 2 Timoteo 4:2, Pablo motiva a Timoteo a que predique la Palabra y le dice que inste a tiempo y fuera de tiempo. Por último, en Santiago 2:22 se nos motiva a ser hacedores de Su Palabra y no a ser oidores olvidadizos.

Aplicación:

Que, con la ayuda de Dios, aprovechemos la instrucción y enseñanza que nos proporcionan otros hermanos para mejorar nuestra vida y evitar los tropiezos.

Oración:

Padre, que pueda aprovechar la enseñanza que recibo de los demás, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo