Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día lunes 1ero de noviembre del año 2021



Devocional:

Hijo mío, si recibieres mis palabras, y mis mandamientos guardares dentro de ti, Proverbios 2:1

Buscando a nuestro Dios en oración, queremos empezar este mes buscando Su dirección, fortaleza y cuidado. Sabiendo que Él está atento a nuestras oraciones y nos responderá con bendiciones especiales para nuestras vidas.

En este día empezamos el capítulo 2 de Proverbios, y meditaremos en las cosas que debemos hacer para entender el temor de Jehová y hallar el conocimiento de Dios.

En el verso 1, Salomón comienza con la frase “Hijo mío,” como un padre que se dirige a su hijo para impartirle enseñanza.

Nosotros que hemos aceptado a Jesucristo como nuestro Salvador y Señor, podemos recordar que se nos ha concedido el derecho de ser llamados hijos de Dios (Juan 1:12), porque hemos recibido y creído en Jesús como nuestro único y suficiente Salvador.

Siguiendo el verso 1, esta parte empieza con un “sí” condicional, el padre le está proponiendo a su hijo amado que, si él decide “recibir sus palabras, y guardar sus mandamientos dentro de él.” Es una proposición no una imposición la que ofrece el padre. Depende del hijo la decisión que tome.

Recordemos que un sí condicional pertenece a las conjunciones condicionales que son aquellas que unen oraciones o palabras expresando una condición que debe darse para que suceda algo.

En este verso hay una condición que debe darse para que sucedan dos cosas: la primera “recibir mis palabras”, recibir tiene el significado de tomar algo que se le da, tomar el conocimiento que le comuniquen. El padre le pide a su hijo que reciba su palabra, igualmente nuestro Dios nos pide a cada uno de nosotros que recibamos Su Palabra (Santiago 1:21; 1 Tesal. 2:13).

En la segunda parte del verso, el padre le pide a su hijo “guardar sus mandamientos”, cuando vemos el significado de la palabra guardar, es poner una cosa en un lugar para que no se pierda o para que se conserve en buen estado, o en el lugar que le corresponde estar, también significa observar una cosa o retenerla, evitando que desaparezca, se pierda, o se altere. Sinónimos pueden ser: custodiar, cuidar, vigilar.

Aplicación: Dios nos pide a cada uno de nosotros que recibamos y guardemos las Palabras y Mandamientos que Él nos da.

Oración: Padre, ayúdame a recibir y a guardar tu Palabra dentro de mí, amén.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo