top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Devocionales del lunes 11 al viernes 15 de diciembre del 2023. Salmos 27: 5-9


Devocional|Iglesia Luz y Verdad|Mujer leyendo la biblia
Photo: Alexandra Fuller

Lunes 11 de diciembre del año 2023

Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; me ocultará en lo reservado de su morada; sobre una roca me pondrá en alto. Salmo 27:5

Le damos gracias a Dios por una semana más de vida, reconocemos que nuestro Dios está con nosotros y que contaremos con su favor y misericordia en nuestras vidas.

Al continuar meditando en el Salmo 27, venía a mi mente una actitud equivocada que pudiésemos tener cuando nos congregábamos en el templo, especialmente el domingo, la cual consistía en creer que asistir siquiera por una hora, o llegar solamente para escuchar el mensaje tenía garantizada la bendición de Dios para toda la semana.

El verso 4 nos hace una llamada de atención en la forma correcta para asistir al templo.

  1. Mostrar un interés personal para asistir.

  2. Esforzarnos por participar desde el principio hasta el final de todo lo que se ha preparado para cada servicio dedicado al Señor.

  3. Ir, con el propósito adecuado, contemplar la hermosura de Jehová e inquirir en el conocimiento de Su Palabra.

Mencionamos lo que aprendimos en el verso 4 porque el verso 5 nos presenta lo que obtendremos si buscamos a Dios de la manera correcta. El salmista nos presenta con convicción 3 cosas:

  1. Porque Él (Dios) me esconderá en su tabernáculo en el día del mal.

  2. (Dios) nos ocultará en lo reservado de su morada.

  3. (Dios) nos pondrá sobre una roca en alto.

El significado de la palabra “convicción” es: seguridad que tiene una persona de la verdad o certeza de lo que piensa o siente, es la creencia fuerte y firme en algo o en alguien. A través de toda la palabra, somos llamados a tener convicciones firmes, a estar seguros, convencidos de que la mano de Dios obrará en nosotros para bien, porque somos sus hijos.

Ahora, más que nunca, podamos tener en nuestra mente y corazón “Él me esconderá en Su tabernáculo en el día del mal, me ocultará y sobre una roca me pondrá en alto.”

Recuerdo las palabras del apóstol Pablo en 1ª Corintios 6:19-20, no olvidemos que somos templo del Espíritu Santo. Dios mismo mora en nuestro cuerpo a través del Espíritu Santo. NO ESTAMOS SOLOS.

Aplicación: Que podamos vivir con convicción día tras día.

Oración: Querido Dios, gracias por la realidad de tu presencia, amén.

Martes 12 de diciembre del año 2023

Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean, y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo; cantaré y entonaré alabanzas a Jehová. Salmo 27:6

Hoy, el salmista nos sigue hablando con convicción de lo que Dios hará en su vida “Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean” en la Palabra de Dios podemos encontrar cómo Dios le dio la victoria a David y sus enemigos tuvieron que reconocer que Dios estaba con él.

Este verso también nos menciona lo que David haría después de pasar por todas estas adversidades “sacrificaré en Su tabernáculo sacrificios de júbilo.”

En Romanos 12:1, encontramos lo que Dios quiere que nosotros hagamos:

  1. Es un llamado a los hijos de Dios porque se menciona la palabra hermanos.

  2. Apela a las misericordias de Dios.

  3. Debemos presentar nuestras vidas en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios.

  4. Porque es nuestro culto racional.

Después de haber presentado todo nuestro ser delante de Dios, podemos expresarle nuestra alabanza en forma audible, como lo menciona el salmista al final del verso 6 diciendo “Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.” O sea que nuestro canto debe ser el resultado de una vida entregada a Dios.

Aplicación: Romanos 12:1 “Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo.” Romanos 12:1 (NTV)

Oración: Padre, gracias por todas las bendiciones que me das todos los días, y que mi vida pueda ser un sacrificio vivo, agradable a ti siempre, amén.

Miércoles 13 de diciembre del año 2023

Oye, oh Jehová, mi voz con que a ti clamo; ten misericordia de mí, y respóndeme. Salmo 27:7

Este día meditaremos que, lo interesante de la vida del rey David, el hombre conforme al corazón de Dios, es que nos enseña en forma práctica muchas cosas que pueden ser de bendición para nuestra vida. En el verso 7, podemos ver la búsqueda de David de Dios en oración (1 Tesalonicenses 5:17).

Como hijos de Dios debemos mantenernos en constante comunión con nuestro Padre por medio de la oración. Pablo nos anima a estar firmes, vestidos de la armadura de Dios y concluye el pasaje de Efesios 6, diciendo en el verso 18:

  1. Oremos en todo tiempo.

  2. Con toda oración y súplica en el Espíritu.

  3. Velando en ello.

  4. Con toda perseverancia.

  5. Súplica por todos los santos.

Volviendo a Salmo 27:7, otra enseñanza que podemos sacar es la palabra “dependencia,” o sea, tomar en cuenta a Dios en todo lo que hacemos. Nuestro Señor Jesucristo nos lo enseña en Juan 17:1-5, especialmente al final del verso 5 diciendo “porque separados de mí, nada podéis hacer”.

En la segunda parte del verso “Ten misericordia de mí, y respóndeme,” el salmista apela a la misericordia de Dios, podemos mencionar lo que dice en Lamentaciones 3:22-23, como una enseñanza clara por la cual acudimos a la misericordia de Dios.

1. Por su misericordia no hemos sido consumidos.

2. Nunca decayeron sus misericordias.

3. Nuevas son cada mañana.

4. Grande es tu fidelidad.

Aplicación: Basándonos en la Palabra de Dios, dependamos de Dios en oración, apelando a Sus misericordias.

Oración: Padre, gracias por tener misericordia de cada uno de nosotros, amén.

Jueves 14 de diciembre del año 2023

Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro. Tu rostro buscaré, oh Jehová; Salmo 27:8

Hoy seguiremos meditando en lo que el salmista quiere enseñarnos en el Salmo 27:8. Esto es algo importante porque se trata de lo que tenemos que hacer, para que nuestra relación con Dios siga creciendo.

Cuando empecé a meditar en este verso, recordé un dicho español popular, no Bíblico, “del dicho al hecho hay mucho trecho”, en pocas palabras significa que lo que decimos, a veces, está muy lejos de lo que practicamos.

En la primera parte del verso encontramos el deseo de David, “buscar el rostro de Dios” y en la segunda parte encontramos la práctica, “tu rostro buscaré, oh Jehová.” David va a buscar el rostro de Dios. No se queda solamente con el deseo de hacerlo, sino que va a la práctica.

Cuántas veces, como hijos de Dios, nos proponemos hacer tantas cosas para Dios, pero muchas veces se quedan solo en proyectos. Sigamos el ejemplo de David, quien no solo se proponía hacer las cosas, sino que también se esforzaba por llevarlas a cabo para el Señor.

Podemos meditar en lo que nos enseña el apóstol Pablo en Filipenses 2:12-13. Él nos motiva a ocuparnos en nuestra salvación con temor y temblor (12); y luego nos dice que, Dios es el que produce en nosotros, así el querer, como el hacer, por su buena voluntad (13). El querer es el deseo y el hacer, el llevarlo a la práctica.

El Salmo 27:8, es un llamado a llevar a cabo lo que nos proponemos hacer, porque sabemos que Dios no se agrada cuando prometemos algo y después no lo hacemos (Eclesiastés 5:4-6).

Aplicación: Con la ayuda de Dios, llevemos a cabo lo que hemos prometido hacer a Dios y a nuestros prójimos.

Oración: Querido Dios, dame diligencia para cumplir los propósitos que he puesto delante de ti, amén.

Viernes 15 de diciembre del año 2023

No escondas tu rostro de mí. No apartes con ira a tu siervo; mi ayuda has sido. No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación. Salmo 27:9

Gracias a Dios por la semana de labores, estudios y de provisión que el Señor nos ha dado. Estamos confiando que seguiremos adelante con la ayuda y misericordia del Señor.

Al meditar en este verso, observamos a David hablando con Dios, diciéndole cómo se siente, “No escondas tu rostro de mí. No apartes con ira a tu siervo.”

Después de leer el verso ¿Sienten que Dios está lejos de ustedes y que no los escucha? Si su respuesta es afirmativa, entonces les invito a hablar con Dios para contarle cómo se sienten. Dios está interesado en escucharlos. Recordemos lo que nos dice Jeremías 33:3 “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”

Sigamos leyendo y encontraremos a David recordando la ayuda que ha recibido del Señor a través de toda su vida, “mi ayuda has sido.” Lo que Dios quiere de nosotros es que, en los momentos que las pruebas nos quieran hacer dudar de Su amor y fidelidad, recordemos que la presencia del Señor siempre ha estado presente para ayudarnos, fortalecernos y sacarnos en victoria en nuestras luchas y adversidades. Seríamos presa fácil del desánimo y la tristeza si no recordáramos las misericordias que el Señor nos da a cada instante.

Después, el salmista hace una petición a Dios, de que no lo deje ni lo desampare. Creo que es una petición que hacemos a diario, al despertar, antes de comenzar el día, al salir al trabajo o a la escuela, etc. Además del Salmo 27:9, encontramos otros versos que nos ayudan a encontrar fortaleza en Dios, por ejemplo: Deut. 31:6 y 8; Josué 1:5; Salmo 94:14 y Hebreos 13:5. Cada uno de estos versos nos garantizan que Dios está con nosotros diciéndonos: “No te desampararé ni te dejaré”.


El salmista termina diciendo que descansa en el Dios de su salvación. Cada uno de nosotros, debemos descansar en Dios.

Aplicación: Hablemos con Dios cada día, expresémosle cómo nos sentimos y depositemos todas nuestras cargas en Él.

Oración: Padre, gracias, porque sé que tú siempre me oyes, amén.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page