top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Devocionales del lunes 4 al viernes 8 de diciembre del 2023. Salmos 27: 1-4

Actualizado: 11 dic 2023


Devocionales|Iglesia Luz y Verdad|Hombre mirando el cielo y las montañas

Lunes 4 de diciembre del año 2023

Devocional

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Salmo 27:1a

Con un nuevo mes, iniciamos el estudio de otro hermoso Salmo, el escritor es el rey David y pedimos a Dios que el Espíritu Santo nos hable a través de cada verso.

Empezaremos a ver la mitad del verso 1, donde encontramos una tremenda declaración del salmista: “Jehová es mi luz y salvación” fácilmente podemos ver la convicción del escritor quien nos da a conocer su experiencia personal, con plena seguridad dice: “Jehová es” no hay inseguridad en sus palabras.

La primera parte de esta declaración nos dice que “Jehová es mi luz” Lo que puede venir a nuestra mente es que en Dios hay claridad, no hay oscuridad. Lo cual lo podemos confirmar en 1 Juan 1:5-7.

1 Juan 1:5 Dios es luz y no hay ningunas tinieblas en Él.

1 Juan 1:6 Debemos andar en luz y no en tinieblas.

1 Juan 1:7 Si andamos en luz tenemos comunión.

Como hijo de Dios, debo andar en luz haciendo lo que a Dios le agrada.

La otra parte de la declaración dice: “Jehová es mi salvación” que maravilloso confirmar que solo en Dios que envió a Su Hijo Jesucristo a morir en la cruz pagando el precio con Su sangre para que pudiésemos ser salvos. Su Palabra lo confirma.

Hechos 4:11-12 En ningún otro hay salvación (Jesús).

Juan 14:6 Jesús dijo: Yo soy el camino, no hay otro camino.

1 Timoteo 2:5-6 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo.

El salmista ha presentado que Dios es luz y salvación, luego se hace una pregunta, ¿De quién temeré?

Aplicación: Como el salmista, que no temamos porque sabemos que Dios es nuestra luz y nuestra salvación.

Oración: Padre, gracias por la luz que nos has dado y por tener la salvación en Jesucristo, amén.

Martes 5 de diciembre del año 2023

Devocional

Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme? Salmo 27:1b

Al igual que la primera parte del verso 1ª, el salmista hace otra declaración enfática “Jehová es la fortaleza de mi vida” La palabra “fortaleza” se define como la capacidad moral de una persona para resistir o sobrellevar sufrimientos, o penalidades, sinónimos pueden ser: solidez, robustez, resistencia. El significado Bíblico: Es la virtud del cristiano para vencer el temor.

Luego de haber visto el significado y definición de la palabra “fortaleza” lo que me llama la atención del verso es que el salmista no basa su fortaleza en él mismo, sino que declara que Dios es su fortaleza. Amados hermanos, no podemos basar nuestra fortaleza en nosotros mismos, esto es algo que a Dios no le agrada, en este sentido la Palabra de Dios es clara y contundente en Jeremías 17:5-8 “Así ha dicho Jehová, hay maldición para el que confía en el brazo del hombre, pero hay bendición para el que confía en Jehová.”

Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Jeremías 17:7

Luego que el salmista hace la declaración que Dios es Su fortaleza, hace una pregunta, ¿De quién he de atemorizarme?

Veremos más adelante cuál es la respuesta, cuando el salmista dará a conocer lo que Dios ha hecho en su vida.

Aplicación: Estamos viviendo una época de temor y angustia, la Palabra de Dios nos motiva a poner nuestra fortaleza en Dios y no en nosotros mismos o en alguna otra persona.

Oración: Padre, porque puedo poner mi confianza en ti, amén.

Miércoles 6 de diciembre del año 2023

Devocional

Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos, para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron. Salmo 27:2

En este verso veremos experiencias por las cuales el salmista ha pasado y cómo ver la mano de Dios librando su vida. Empezamos viendo la palabra “cuando” que introduce una oración exclamativa, que pondera el tiempo. Sinónimos: en el momento que, en el tiempo que.

Veremos la definición de las 3 palabras que aparecen en el verso. La primera es “malignos” al buscar su significado aparece la palabra en singular “maligno” e inmediatamente lo relaciona con Satanás.

La segunda palabra es “angustiadores” alude al que angustia, intranquiliza, desconsuela, entristece, amarga, mortifica a otros.

La tercera palabra es “enemigos” alguien que se opone o es contrario.

Luego de haber visto el significado de malignos, angustiadores y enemigos, vemos que el salmista dice que se juntaron, hicieron alianza para venir contra él con el propósito de comer sus carnes o sea destruirlo.

Como hijos de Dios, aún en estos días encontraremos fuerzas del mal y personas que se prestan para hacernos daño y si fuera posible destruirnos. Veamos algunos versos de la Palabra de Dios:

1 Pedro 5:8 Nuestro adversario, el diablo anda como león rugiente para devorarnos.

Juan 10:10 Jesucristo nos advierte que el ladrón vino para hurtar, matar y destruir.

Aún puede haber personas que quisieran hacernos daño, provocar angustia, quitar la paz, confiemos en Dios para que se cumpla al final del Salmo 27:2 “ellos tropezaron y cayeron.”

Aplicación: Como el salmista, confiemos que Dios estará con nosotros y nos defenderá de las personas que nos quieran hacer daño (Romanos 8:31).

Oración: Padre, gracias porque en ti tengo la victoria, amén.

Jueves 7 de diciembre del año 2023

Devocional

Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque contra mí se levante guerra, yo estaré confiado. Salmo 27 27:3

El verso 13 empieza con la palabra “aunque,” esta palabra introduce una oración que indica una dificultad real o posible; a pesar de la cual puede ocurrir lo que se dice en la oración principal. Sinónimos pueden ser: no obstante, aun cuando.

Aquí podemos ver dos posibles situaciones: la primera es que un ejército acampe contra mí y la otra es que contra mí se levante guerra. David conocía personalmente estas dos situaciones porque él las había experimentado en la batalla. Recordemos que David sacaba al pueblo de Israel a la batalla, y él era conocido como un hombre de guerra que con la ayuda de Dios salía triunfante.

Luego el salmista nos presenta 2 cosas que debemos hacer: no temer en nuestro corazón y estar confiados.

Cuando meditaba en este verso, recordaba la historia de 2 Reyes 6:8-17 donde nos narra cuando el rey de Siria mandó a buscar a Eliseo con un gran ejército, el siervo de Eliseo tenía miedo y dijo: “señor mío ¿qué haremos? Eliseo le respondió:

16 Él le dijo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos.

17 y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo. 2 Rey 6:16-17

Aplicación: Que podamos tener presente que Dios está con nosotros, no estamos solos.

Oración: Padre, ayúdame, que mi corazón no tenga temor, porque tú me defiendes, amén.

Viernes 8 de diciembre del año 2023

Devocional

Una cosa he demandado a Jehová, esta buscaré; que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo. Salmo 27:4

Gracias a Dios por otra semana que Dios en su misericordia nos concedió de vida. Es mi oración que cada uno de nosotros hayamos sentido la mano de Dios obrando con poder en cada uno de nuestros hogares.

Terminando con el Salmo 27:4, David nos da a conocer que tiene una petición muy importante delante de Dios, y que él se esforzará para que Dios le responda. El verso dice: “he demandado… esta buscaré”.

Hay cosas en las cuales Dios nos pide que nos esforcemos. En Josué 1, Dios le ofrece a Josué su resguardo total en la tarea que tiene por delante de repartir a los hijos de Israel la tierra prometida; en ese pasaje, Dios le dice a Josué varias veces “esfuérzate y sé muy valiente”.

La petición del salmista es “que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida” podemos leer el anhelo de David de estar en la presencia de Dios. Recordemos que, en ese tiempo, era el tabernáculo donde Dios había establecido que estaría Su presencia y que el Espíritu Santo no moraba permanentemente en los hijos de Dios, como lo hace ahora. Entonces, entendemos que el interés personal del salmista era estar delante de Dios siempre.

Ahora que vivimos una época pospandemia, y que podemos asistir libremente al templo, pidámosle al Señor que nos dé ese deseo ferviente de estar “en la casa de Jehová todos los días de nuestra vida.” Que la apatía, el desánimo o cualquier otro obstáculo sean quitados de nuestro camino, para deleitarnos en la presencia de nuestro Dios.

El salmista también nos enseña que él tenía un propósito, la palabra “para” que significa: finalidad de una acción, utilidad, el destino o el uso de algo lo demuestra. El propósito de David era contemplar la hermosura de Jehová e inquirir en Su templo.

Veamos el significado de la palabra “contemplar” observar con atención, interés y detenimiento una realidad, especialmente cuando es tranquila y placentera, reflexionar, serena, detenida, profunda e íntimamente sobre la divinidad, sus atributos y las enseñanzas de la fe.

Ahora, la palabra “inquirir” significa: tratar de llegar al conocimiento de una cosa, especialmente a través de preguntas; sinónimos: indagar, escudriñar, etc.

El significado de estas palabras nos motiva a ir al templo, a adorar a Dios, estudiar Su Palabra, para conocerlo más, confiar más en él y dejarlo gobernar soberanamente en nuestras vidas, porque Él es nuestro Rey.

Aplicación: Como hijos de Dios, tú y yo tenemos el Espíritu Santo en nuestra vida y tenemos la oportunidad en cualquier momento de acercarnos a Dios, contemplar su hermosura y a través de Su Palabra, inquirir y conocerle más a Él.

Oración: Padre, gracias, porque cada día puedo conocerte más, amén.



2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page