top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Devocionales del lunes 25 al viernes 29 de septiembre del 2023


Devocionales|Iglesia Luz y Verdad|Montreal|Biblia

Lunes 25 de septiembre del año 2023

Devocional

Jehová es mi pastor; nada me faltará. Salmo 23:1

Iniciamos esta semana con un Salmo muy conocido, que mucho habrán leído y que también muchos sabrán de memoria.

El escritor C.H. Spurgeon, le ha llamado La Pastoral Celestial, La Perla de los Salmos de David. Es un Salmo que es y seguirá siendo de consuelo, de fortaleza y de ánimo para cada uno de nosotros.

El rey David es el escritor, este Salmo nos presenta a Dios como un Pastor que cuida a Sus ovejas; David conocía muy bien este oficio ya que de niño y de joven lo había llevado a cabo. Por eso, lo va a usar como una hermosa ilustración.

La primera parte de este verso me dice que Jehová es mi Pastor, nos presenta el Nombre de Dios “Jehová” (El Antiguo Testamento fue escrito en un Hebreo antiguo que no usaba vocales, las letras YHVH representan formas del verbo ser y quiere decir “él quien será, es y fue”). Este fue el Nombre que Dios le dio a Moisés cuando lo envió a Egipto y Moisés le preguntó a Dios cuál era su Nombre Éxodo 3:13-14. El Nombre Yo soy el que soy, denota su eterna presencia y existencia.

David hace esta hermosa declaración, y lo que podemos aprender de la primera parte es que somos ovejas de Dios, Él ha tomado la responsabilidad del cuidado de cada uno de nosotros, hoy puedo decir “Soy su oveja porque Él es mi Pastor”.

Como consecuencia, la segunda parte del verso me dice “Nada me faltará,” Dios me proveerá de todo. Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento nos hablan de ese cuidado maravilloso del Señor para cada uno de nosotros.

Sólo mencionaré algunos versos que nos hablan del cuidado de Dios: Filipenses 4:19 Mi Dios suplirá todo lo que nos falta.

Romanos 8:28 Todas las cosas nos ayudan a bien. Efesios 1:3 Nos bendijo con toda bendición espiritual.

Aplicación

Como oveja de Dios, Él tiene cuidado de nuestra vida y que Él proveerá todo lo que nos falta.

Oración

Amado Dios, gracias porque soy tu oveja y Tú eres mi buen Pastor, amén.

Martes 26 de septiembre del año 2023

Devocionales|Iglesia Luz y Verdad|Montreal|Aguas quietas

Devocional

En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Salmo 23:2

Un pastor tenía la responsabilidad de llevar a sus ovejas a buenos pastos, a fuentes de aguas y cuidarlas mientras ellas descansaban. Este verso nos menciona lugares de delicados pastos. La palabra “delicado” nos menciona ese alimento (pasto) hablando de que no sería algo ordinario, sino algo refinado, selecto y fino.

Podríamos mencionar que es Dios el que siempre provee nuestro alimento material y espiritual, que es Su Palabra, en Dios encontramos el descanso que necesitamos. Y aún en ese descanso, Él cuida de nosotros.

Las Palabra de Jesucristo en Mateo11:28 dicen “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” Mateo 11:28

En la segunda parte del verso se nos ofrece “reposo y pastoreo” el significado de la palabra reposo es un estado de quietud de una persona; algunos sinónimos pueden ser: sosiego, serenidad y quietud. El significado de pastoreo es llevar el ganado al campo y cuidar mientras pace, también quiere decir dedicarse a la actividad de pastorear.

Dios ha tomado la responsabilidad de cuidarnos, guiarnos (pastorearnos) y de darnos descanso, sosiego y quietud.

Jesucristo nos lo recuerda en Juan 10:11-14 y 27-28 que: 1) Él es el Buen Pastor y da su vida por las ovejas. 2) Él conoce a Sus ovejas y cuida de ellas. 3) Él da la vida eterna a Sus ovejas.

Aplicación

Dios tiene cuidado de cada uno de Sus hijos porque somos Sus ovejas, Él nos dará lo mejor y nos proporcionará descanso, reposo y pastoreo.

Oración

Amado Dios, gracias por cuidar de mi vida, amén.

Miércoles 27 de septiembre del año 2023

Devocionales|Iglesia Luz y Verdad|Montreal|Camino por el bosque

Devocional

Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Salmo 23:3

Hablando aún del cuidado de Dios para cada uno de nosotros, meditaremos en 2 palabras que nos hablan de ello en este verso. La primera es confortará, su significado es acción de fortalecer y en ocasiones consolar cuando la dificultad o la desgracia visitan a una persona, es ayudar a ser fuerte ante las adversidades, los riesgos y las dificultades de la vida. Sinónimos pueden ser: alentar, aliviar, animar, consolar, estimular, etc.

Qué maravilloso es saber que Dios siempre está dispuesto a confortar siempre nuestra alma, aún en medio de las pruebas que estemos pasando. Además de esta enseñanza podemos recordar que la Palabra de Dios nos llama a los que hemos recibido consolación de Dios, a consolar a otros.

Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. 2 Corintios1:2-4

La segunda palabra por meditar es “guiará” su significado es ir delante de una persona o varias personas mostrando el camino. Algunos sinónimos son encaminar, orientar, dirigir, encausar, etc.

El pastor no iba empujando las ovejas, él iba delante mostrando el camino, buscando siempre lo mejor para las ovejas. El verso nos menciona también que nos guiará por sendas de justicia. La Nueva Traducción Viviente lo dice de la siguiente forma: Me guía por sendas correctas.

Todo esto lo hace el pastor o sea Dios por amor de Su Nombre. Dios como el Buen Pastor nos guiarán por caminos seguros y rectos, pero nosotros como Sus ovejas no debemos apartarnos de la guía de Dios (Deut. 5:33; 13:4; Gál. 5:25 y 1 Pedro 2:21).

Aplicación

Debo tener siempre presente que Dios conforta mi alma y que debo dejar que Él guíe mi vida.

Oración

Amado Dios gracias por ser el consuelo y dar ánimo a mi vida. Ayúdame a seguir tu dirección, amén.

Jueves 28 de septiembre del año 2023

Devocionales|Iglesia Luz y Verdad|Montreal|Mujer en la oscuridad de la noche

Devocional

Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Salmo 23:4

Cuando llegué a este verso, vinieron a mi mente las palabras del Señor Jesucristo, cuando dijo en Juan 16:33 “En el mundo puedo tener aflicción, pero tengo que confiar en Jesús para poder tener paz”.

El verso 4 empieza con la palabra “aunque” que introduce una circunstancia que opone o contradice parcialmente lo dicho. Algunos sinónimos pueden ser, no obstante, y aun cuando. La Nueva Traducción Viviente nos lo presenta de la siguiente forma “Aun cuando yo pase por el valle más oscuro”.

Aun siendo ovejas de Dios, no estamos exentos de pasar por situaciones difíciles o como dice el verso, por el valle más oscuro. La pregunta que surge es ¿Qué debo hacer? La segunda parte del verso nos da la primera respuesta: Tener convicción “no temeré” porque Dios está conmigo, la realidad de la presencia de Dios en nuestra vida debe darnos valor. Recordemos que Jesús lo mencionó en Mt.28:20b “Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.

La última parte del verso menciona dos herramientas que tenía el pastor para el cuidado de las ovejas: la primera era una vara, que le servía para disciplinar a la oveja que se salía del camino. La segunda era un cayado para rescatar a la oveja que había caído en algún hoyo o estaba atrapada en algún matorral. El uso de estas herramientas era para infundir aliento a sus ovejas, no para destruirlas.

Una aplicación del uso de estas herramientas en nuestras vidas es que, nuestro Buen Pastor puede disciplinarnos usando la vara y el cayado para atraernos a Él otra vez, cuando nos hemos salido de Su rebaño.

En Hebreos 12:11 encontramos el fruto de la disciplina de Dios: “Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.”

Aplicación

Que veamos que el cuidado de Dios también lleva disciplina porque somos sus hijos (Hebreos 11:5-10).

Oración

Padre, gracias porque soy tu hijo y cuidas amorosamente de mí, amén.

Viernes 29 de septiembre del año 2023


Devocionales|Iglesia Luz y Verdad|Montreal|Familia feliz

Devocional

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Salmo 23:5

El verso 5 empieza con la palabra “aderezas” que puede significar embellecer con adornos, preparar una mesa bien adornada y acondicionada para una ocasión muy especial.

El propósito de la mesa preparada delante de “mis angustiadores” era para dar testimonio de que Dios me ha guardado y sostenido aún en medio de la dificultad. Veamos algunos versos que nos hablan de la recompensa después de haber pasado por la prueba. “Las muchas y distintas pruebas por las que pasamos deben alentarnos porque van a producir paciencia en nuestro carácter.” Santiago 1:2-3. “Si soportamos la prueba, seremos muy dichosos y recibiremos la corona de vida en el cielo.” Santiago 1:12. “Mantengámonos firmes y constantes porque nuestro trabajo en el Señor no es en vano.” 1 Corintios 15:58

La frase “unges mi cabeza con aceite” viene de que cuando se ungía la cabeza de la oveja, era para alejar las moscas de la nariz porque las ovejas entran en pánico. Por eso el pastor cubre la cabeza de las ovejas con un repelente a base de aceite porque el olor impide que los insectos se acerquen y permiten que las ovejas estén tranquilas. El ungimiento con aceite a una persona tenía que ver con dar honor a un rey o a un sacerdote.

La última parte del verso es “mi copa está rebosando” (RRV60) “mi copa se desborda de bendiciones (NTV). Después de haber pasado la prueba tomados de la mano de Dios, nuestra vida no será la misma.

Aplicación

Después de pasar por el valle oscuro, nos espera una mesa bien preparada y abundante bendición para nuestra vida.

Oración

Padre gracias porque tú conoces mi camino y siempre estás conmigo.

Devocional

Devocionales|Iglesia Luz y Verdad|Montreal|Iglesia

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días. Salmo 23:6

La primera parte del verso 6, inicia con la palabra “ciertamente” la cual indica que lo que se dice confirma un aspecto del discurso o del texto anterior, sinónimos: indudablemente, por supuesto, evidentemente. El salmista confirma que el bien y la misericordia estarán todos los días de su vida.

Dios como el Buen Pastor, tendrá cuidado y gozaremos de Su misericordia (Lam.3:22-23). Nuestro presente está en las manos de Dios, Él está en control.

Algo hermoso que presenta este verso, es que nos habla del futuro “en la casa de Jehová moraré por largos días” Cuando estudiaba este pasaje, venía a mi mente el pasaje de Juan 14:1-3 donde Jesús nos pide no estar turbados, sino que nos anima a creer en Él, porque ha ido a preparar lugar para que donde Él esté, estemos también nosotros.

Una característica que debe haber en nuestras vidas es de plena confianza de que gozamos del cuidado de nuestro Dios en nuestro presente y también en nuestro futuro.

Aplicación

Que podamos tener presente en nuestras vidas que Dios está en control y que tiene misericordia de cada uno de nosotros.

Oración

Amado Dios, gracias por cuidar de mi vida, amén.


6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page