top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

La sabiduría divina contra la pereza humana


Peresozo

Devocionales para la semana del lunes 8 al viernes 12 de julio del año 2024

 

Lunes 8 de julio del año 2024

 

Mucho se alegrará el padre del justo, y el que engendra sabio se gozará con él. Alégrense tu padre y tu madre, y gócese la que te dio a luz. Proverbios 23:24 y 25

 

Llegamos a otro inicio de semana, tenemos por delante muchas cosas por llevar a cabo. Lo primero que debemos hacer, es poner cada una de ellas en las manos de nuestro Dios para que Él nos dirija y nos bendiga.

 

Leamos lo que dicen las diferentes versiones de estos versos: Nueva Traducción Viviente dice “El padre de hijos justos tiene motivos para alegrarse. ¡Qué satisfacción es tener hijos sabios! ¡Por eso, alegra a tu padre y a tu madre! Que sea feliz la que te dio a luz.” La Traducción en Lenguaje Actual dice “El hijo bueno y sabio es motivo de gran alegría para su padre y su madre que le dieron la vida.”

 

Normalmente, la llegada de los hijos a cada familia, llena de alegría el hogar. La expectativa de haber formado una familia se vuelve realidad; y aunque no tengamos la experiencia necesaria, confiamos que Dios nos ayudará a cumplir nuestra tarea como padres. Una tarea que solo Él nos capacitará para llevarla a cabo.

 

El ver crecer a nuestros hijos, el ver cómo avanzan en sus estudios y cómo empiezan a salir adelante en la vida, formando aún ellos su propio hogar, trae satisfacción y alegría a los padres.

 

Ahora bien, estos versos nos presentan la mejor alegría que como padres tenemos, que nuestros hijos, sobre cualquier triunfo que pudiesen alcanzar, puedan ser hombres y mujeres sabios, entendiendo como sabios que tengan temor de Dios y que dirijan su vida basándose en ese temor. ¡Esa es una alegría extraordinaria!

 

Aplicación: Que como padres podamos ayudar a nuestros hijos a crecer en el temor de Dios.

 

Oración: Padre, gracias porque tú tienes cuidado de nuestros hijos, amén.

 

 

 

Martes 9 de julio del año 2024

 

Dame, hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos. Proverbios 23:26

 

En la tarea de criar a nuestros hijos, siempre contamos con la ayuda de nuestro Dios para llevarla a cabo. Aún más, en Su Palabra encontramos las enseñanzas que necesitamos para guiar sabiamente a nuestros hijos.

 

Tomemos tiempo para leer cada una de las diferentes versiones de este verso: Nueva Traducción Viviente dice “Oh, hijo mío, dame tu corazón, que tus ojos se deleiten en seguir mis caminos.” Traducción en Lenguaje Actual dice “Querido jovencito, prométeme que pensarás en mis consejos, y harás tuyas mis enseñanzas.”

 

En este verso vemos a Dios como un Padre que ruega a Sus hijos, pidiéndoles lo más importante que ellos le pueden dar: su corazón. El porqué Dios pide el corazón, es porque el corazón representa todo el ser de la persona. Es lo más importante que le tenemos que dar a nuestro Dios.

 

En el Salmo 51:17, se nos recuerda que Dios no desprecia el corazón contrito y humillado, Dios espera que desde muy temprana edad podamos entregárselo.

 

Podemos ofrecer muchas cosas a nuestro Dios: estudios, trabajo y aún nuestro servicio, pero sobre todas estas cosas Dios siempre quiere nuestro corazón.

 

Aplicación: Como hijos de Dios, oigamos Su llamado y entreguemos a Él nuestro corazón.

 

Oración: Padre, ayúdanos a entregarte todo nuestro ser a ti, especialmente nuestro corazón, amén.

 

 

 

Miércoles 10 de julio del año 2024

 

Porque abismo profundo es la ramera, y pozo angosto la extraña. También ella, como robador, acecha, y multiplica entre los hombres los prevaricadores. Proverbios 23:27 y 28

 

La Palabra de Dios nos presenta enseñanzas, para que estemos alertas a tentaciones y cosas que pueden venir a nuestra vida con el propósito de apartarnos de Él.

 

Leamos detenidamente cómo nos presentan las diferentes versiones, estos versículos: La Nueva Traducción Viviente dice “Una prostituta es una trampa peligrosa, la mujer promiscua es tan peligrosa como caer en un pozo estrecho. Se esconde y espera como lo hace un ladrón, ansiosa por hacer que más hombres sean infieles.” La Traducción en Lenguaje Actual dice “No hay nada más angustioso que enredarse con la mujer infiel. Esa mujer es como los bandidos se esconde para atrapar a sus víctimas, y una a una las hace caer en sus redes.”

 

En estos versos se utilizan varias palabras para hablar de una misma persona: la mujer extraña, ramera, prostituta, mujer promiscua, mujer infiel, que tiene como propósito hacer caer a cualquier hombre joven o adulto, soltero o casado.

 

Todo hombre de Dios debe estar alerta para poder enfrentar en su vida a este tipo de mujeres que su único propósito es hacer daño, y como lo dice el verso “Hacer caer a sus víctimas en sus redes.”

 

Este verso también puede ser aplicado para que también las mujeres estén alertas y no se dejen engañar por el hombre extraño, promiscuo, que solamente tratará hacerlas caer en sus redes.

 

Aplicación: Como hijos de Dios debemos estar alertas y depender de nuestro Dios para evitar y no caer en esta situación.

 

Oración: Padre, ayúdame a depender de ti para mantenerme firme y no caer en esta trampa del enemigo, amén.

 

 

 

Jueves 11 de julio del año 2024

 

¿Para quién será el ay? ¿Para quién el dolor? ¿Para quién las rencillas? ¿Para quién las quejas? ¿Para quién las heridas en balde? ¿Para quién lo amoratado de los ojos? Para los que se detienen mucho en el vino, para los que van buscando la mistura. Proverbios 23:29 y 30

 

En estos versículos, veremos como Salomón, dirigido por el Espíritu Santo, nos advierte del peligro de las bebidas alcohólicas.

 

Leamos y meditemos en lo que dice la Palabra. Las diferentes versiones dicen: Nueva Traducción Viviente “¿Quién tiene angustia? ¿Quién siente tristeza? ¿Quién es el que siempre pelea? ¿Quién está siempre quejándose? ¿Quién tiene moretones sin motivo? ¿Quién tiene los ojos rojos? Es el que pasa muchas horas en las tabernas, probando nuevos tragos.” La Traducción en Lenguaje Actual dice “El borracho llora y sufre; anda en pleitos y se queja, lo hieren sin motivo y le ponen los ojos morados. Eso le pasa por borracho, y por probar nuevas bebidas.”

 

Uno de los problemas que sigue afectando vidas de jóvenes, adultos, ancianos, hombres y mujeres es el vicio de la bebida. Llegando a creer las personas que no pueden vivir si no están tomando alcohol.

 

A través de la historia este vicio ha afectado vidas a nivel personal, familiar y aún países; porque lamentablemente encuentran, según ellos, en la bebida la solución para todo.

 

Si están felices toman, si están tristes toman, si están en familia toman, si están solos toman, siempre existe una excusa para embriagarse. Aún más, la propaganda hace creer equivocadamente que, cuando hay bebida, la gente se goza y disfruta.

 

La descripción que presentan estos versos es un cuadro del borracho: llora, sufre, anda en pleitos, se queja, lo hieren sin motivos y anda todo moreteado.

 

Aplicación: Como hijos de Dios debemos evitar todo tipo de bebida alcohólica.

 

Oración: Padre, ayúdame a permanecer firme ante la tentación de la bebida, amén.

 

 

 

Viernes 12 de julio del año 2024

 

No mires al vino cuando rojea, cuando resplandece su color en la copa. Se entra suavemente; más al fin como serpiente morderá, y como áspid dará dolor. Proverbios 23:31 y 32

 

Terminamos otra semana más, con agradecimiento a nuestro Dios por todo lo que aprendemos en Su Palabra.

 

Sigamos el privilegio de leer Su Palabra cada día, veamos lo que dice la Nueva Traducción Viviente sobre estos versos: “No te fijes en lo rojo que es el vino, ni en como burbujea en la copa, ni en lo suave que se desliza. Pues al final muerde como serpiente venenosa, pica como una víbora.” La Traducción en Lenguaje Actual dice “Querido jovencito, no te fijes en las bebidas embriagantes, que atraen por su color y brillo, pues se beben fácilmente, pero muerden como víbora y envenenan como serpientes.”

 

Estos versos nos presentan un consejo, un mandato, claro y específico. Las diferentes versiones dicen: no mires y no te fijes en bebidas embriagantes. No debo invertir tiempo en ver y fijarme en cualquier bebida alcohólica. La razón de este mandato es que el ver me puede llevar a desear, el deseo me puede llevar a la acción de tomar y al tomar cedo a la tentación. Cuando he cedido a la tentación, ofendo a Dios por haber transgredido Su mandato, afectando mi relación con Él.

 

En algunos países se menciona la frase “la copa de sociedad” esta frase ha permeado aún la voluntad de hermanos en la fe, haciéndoles creer que una copa no le hace daño a nadie.

 

Aplicación: Como hijos de Dios debemos ser obedientes al consejo de Su Palabra.

 

Oración: Padre, ayúdame a evitar caer en la tentación de beber, amén.

Komentarze


bottom of page