Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día lunes 14 de noviembre del año 2022




Devocional

El que ama la instrucción ama la sabiduría; más el que aborrece la reprensión es ignorante. Proverbios 12:1

¡Qué bendición, que podemos tener a nuestro alcance la Palabra de Dios, La Biblia! Aún más, tener la libertad de poderla leer, escudriñar y así ir conociendo más a nuestro Dios.

Hoy, Dios nos permite comenzar Proverbios 12, estaremos meditando en el verso 1. La Nueva Traducción Viviente dice “Para aprender, hay que amar la disciplina; es tonto despreciar la corrección.” La Traducción en Lenguaje Actual dice “Quien ama la corrección, también ama el conocimiento; ¡hay que ser tonto para no aprender del castigo!

Cada una de las versiones nos presentan a la persona que ama la instrucción, ama la disciplina o la corrección, es aquella persona que ama la sabiduría, ama el conocimiento y siempre desea aprender. Veremos el significado de la palabra instrucción: es un término que hace referencia a la acción de instruir. O sea, enseñar, adoctrinar, comunicar, dar a conocer el estado de algo. La instrucción es el caudal de conocimientos adquiridos, y el curso que sigue un proceso a la persona que se está instruyendo.

Como pueblo de Dios somos llamados a amar la instrucción, sobre todo la que la Palabra de Dios nos presenta. Como dice en 2 Timoteo 3;16-17, que la Palabra de Dos nos enseña, redarguye, corrige e instruye con el propósito que seamos perfectos (Completos) enteramente preparados para toda buena obra.

El verso 1 termina diciendo “el que aborrece la reprensión es ignorante o cae en el papel de tonto.”

Aplicación

Que como hijos de Dios podamos amar y desear la instrucción que Dios nos da.

Oración

Padre, ayúdame a dejarme instruir por tu Palabra, anhelo andar en tus caminos, amén.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo