Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Día viernes 24 de diciembre del año 2021



Devocional:

Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos; guarda la ley y el consejo, Proverbios 3:21

En este verso encontramos cómo el escritor, Salomón, nuevamente está hablando a su hijo. Por ende, Dios está hablando a cada uno de nosotros a través de Su Palabra.

La Nueva Traducción Viviente presenta este versículo de la siguiente manera: “Hijo mío, no pierdas de vista el sentido común, ni el discernimiento. Aférrate a ellos.”

Lo primero que le dice a su hijo es que, “no se aparten estas cosas de sus ojos,” el saber todo lo que la sabiduría y la inteligencia pueden hacer en nuestra vida para vivir correctamente, el saber que el Dios creador está siempre dispuesto a ayudarnos para poder salir adelante, que como hijo lo pueda tener presente, que no lo pierda de vista, que pueda ser una convicción firme en su vida para poder vivir agradándole, vivir confiado y saber qué hacer y qué no hacer cada día de su vida.

Como lo dice en Hebreos 12:2 “Puestos los ojos en Jesús el Autor y Consumador de la fe.” Siendo una aplicación práctica, no nos distraigamos viendo otras cosas y dejemos de ver a nuestro Dios.

En la segunda parte del verso, se nos pide “guardar la ley y el consejo”, la palabra guardar tiene el significado de: poner una cosa en un lugar para que no se pierda, o para que se conserve en buen estado, o en el lugar que debe estar, o conservar una cosa evitando que desaparezca, se pierda o se altere. Dos cosas nos pide guardar: la ley y el consejo.

El significado Bíblico de ley es, como un conjunto de principios o normas de conducta. El término Hebreo traducido como ley es “Torah”, palabra que significa “toda la voluntad revelada de Dios, o cualquier parte de ella.”

La palabra consejo se define como “la opinión que alguien da o recibe a cerca de su conducta futura, estas definiciones nos ayudan a comprender lo que Dios pide que guardemos.

Aplicación: Somos llamados cada uno de nosotros a guardar la ley, el consejo de Dios, aún como nos lo pide Josué 1:8.

Oración: Padre, ayúdame a guardar tu ley y el consejo porque son bendiciones para mi vida, amén.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo