top of page
Image by Ben White

Un Minuto con la Palabra

Devocionales del lunes 27 de Nov. al viernes 1ero de Dic. del 2023. Salmos 116:1-10


Devocionales|Iglesia Luz y verdad| Montreal|Persona leyendo la biblia sobre el pasto verde
Autor: Janosch Diggelmann

Lunes de 27 de noviembre del año 2023 Devocional Amo a Jehová, pues ha oído, mi voz y mis súplicas; porque ha inclinado a mí su oído; por tanto, le invocaré en todos mis días. Salmo 116:1-2 Agradecemos al Señor porque continuamos meditando la Palabra del Señor en la última semana del mes de noviembre y comenzando el primer día del último mes del año, diciembre. Siga el Señor enseñándonos a ser mejores hijos suyos a través de estos hermosos estudios. Para comenzar el Salmo 116, el salmista empieza con una tremenda declaración: “Amo a Jehová.” Como hijos de Dios, esto debe ser una realidad en nuestra vida. Jesucristo fue confrontado con los escribas sobre “¿Cuál es el primer mandamiento de todos?” A lo cual Jesús les respondió: “Amar a Dios sobre todas las cosas” (Marcos 12:28-30). Aún más, nosotros sabemos por Su Palabra, que le amamos a Él porque Él nos amó primero (1 Juan 4:19). En el mismo verso 1, podemos encontrar respuestas a ¿Por qué amo a Dios? Pues ha oído mi voz y mi voz y mis súplicas. Porque ha inclinado a mí su oído. En este Salmo, el escritor utiliza términos humanos para explicar que, nuestro Todopoderoso Dios está cerca y atento a nuestra voz. Luego, en el verso 2, termina con otra declaración importante: Por tanto, le invocaré en todos mis días. Aplicación: En todos nuestros días, amemos e invoquemos a nuestro Dios porque Él nos oirá. Oración: Padre, gracias por tu inmenso amor hacia nosotros y porque nos oyes cuando invocamos tu Nombre, amén. Martes 28 de noviembre del año 2023 Devocional Me rodearon ligaduras de muerte, me encontraron las angustias del Seol; angustia y dolor había yo hallado. Entonces invoqué el nombre de Jehová, diciendo: Oh Jehová, libra ahora mi alma. Salmo 116:3-4 Este día, el escritor del Salmo 116 nos va a dar su testimonio sobre lo que él hizo cuando tenía serios problemas: oró al Señor porque confiaba que solo Dios podría darle la solución perfecta a sus problemas. El verso 3 nos presenta la situación en que se encontraba el salmista: “Me rodearon ligaduras de muerte, me encontraron las angustias del Seol; angustia y dolor había yo hallado.” ¿Cuál es tu situación en este momento? Angustia, incertidumbre, pánico, etc. Si esta fuese tu situación, el salmista te comparte y presenta la solución inmediata. Podemos leer en el verso 4 “Entonces invoqué el Nombre de Jehová.” A continuación, les comparto otros versos de la Palabra de Dios que apoyan esta afirmación: Orando en todo tiempo (Efesios 6:18) Clamando a Dios (Jeremías 33:3) Orar sin cesar (1 Tesal. 5:17) El salmista termina el verso 4 clamando al Señor desde lo más profundo de su ser: “Oh Jehová, libra ahora mi alma.” Imitemos la actitud del escritor del Salmo, clamemos al Señor en nuestras angustias. Aplicación: Que Dios libre nuestra alma hoy de todo lo que nos esté quitando la paz. Oración: Padre, líbranos de cualquier situación por la que estemos pasando y que sigamos confiando solo en ti, amén. Miércoles 29 de noviembre del año 2023 Devocional Clemente es Jehová, y justo; sí, misericordioso es nuestro Dios. Jehová guarda a los sencillos; estaba yo postrado, y me salvó. Salmo 116: 5-6 En este día, meditaremos Salmo 116:5 y 6. Comenzaremos meditando el verso 5. Este verso nos presenta 3 atributos de nuestro Dios: Clemente o sea Benigno (Salmo 145:8-9), Justo (1 Juan 2:29) y Misericordioso (Lamentaciones 3:22 y 23). ¡Qué hermoso es saber que nuestro Dios es Clemente, Justo y Misericordioso! Continuemos meditando el verso 6. Aquí el salmista nos presenta una declaración oportuna: Jehová nos guarda o sea que Él nos protege y nos cuida (Salmo 139:5 y 6 detrás y delante me rodeaste). Siguiendo con el verso 6, busqué la definición de la palabra “sencillos” y les comparto una definición que me gustó: “Es una persona que no ostenta ni aparenta algo que no es.” El verso 6 termina con la frase del salmista: “Estaba yo postrado y me salvó.” La Nueva Traducción Viviente dice: “Estuve frente a la muerte y Él me salvó.” Aplicación: Como hijos de Dios, confiemos en Dios porque Él nos guarda. Oración: Padre, gracias por ser misericordioso con todos nosotros y por guardar nuestras vidas del peligro, amén. Jueves 30 de noviembre del año 2023 Devocional Vuelve, oh alma mía, a tu reposo, porque Jehová te ha hecho bien. Pues tú has librado mi alma de la muerte, mis ojos de lágrimas, y mis pies de resbalar. Salmo 116:7-8 Sabemos que muchas veces las noticias que oímos son desalentadoras, esto se suma a nuestros problemas personas que podamos estar atravesando. Sin embargo, al meditar en la Palabra del Señor encontramos seguridad y confianza. Al continuar estudiando el Salmo 116:7, en la primera parte del verso, el salmista se está hablando a sí mismo y se llama la atención diciendo: “Vuelve, oh alma mía, a tu reposo,” en nuestro tiempo, él podría haberse dicho: “Oh alma cálmate, tranquilízate, ¿qué te pasa?” En el mismo verso 7, el salmista encuentra la respuesta, por qué debe volver a su reposo o estar tranquilo. La respuesta es: “porque Jehová te ha hecho bien.” Nosotros somos testigos de cómo Dios ha sido bueno. Nuestra intranquilidad puede hacernos olvidar lo bueno que es Dios. Por esa razón es necesario traer a la memoria todo lo bueno que Dios ha hecho por nosotros en el pasado, para que nuestro presente se transforme de intranquilidad a paz. El Salmo 103:1-2 nos dice “No olvides ninguno de sus beneficios.” Ahora el verso 8 nos presenta más razones para que nuestra alma esté tranquila: Porque has librado mi alma de la muerte. Mis ojos de las lágrimas. Mis pies de resbalar. Aplicación: Como hijos de Dios, debemos guardar la calma, recordando siempre que Dios es bueno (2 Corintios 1:4). Oración: Padre, recuérdame en los momentos de intranquilidad tu bondad y misericordia. Viernes 1ero de diciembre del año 2023 Devocional Andaré delante de Jehová en la tierra de los vivientes. Creí; por tanto, hablé, estando afligido en gran manera. Salmo 116:9-10 Continuando con la meditación del Salmo 116, esta vez nos tocan estudiar los versos 9 y 10. Como consecuencia de la experiencia que el escritor tuvo en el verso 8, el salmista toma una decisión: Andaré (me propongo, hago un compromiso) Delante de Jehová (un compromiso con Dios que está en el cielo). En la tierra de los vivientes (testimonio, que pueda ser visto por los hombres en la tierra). Pablo nos recuerda en Filipenses 3:13 y 14, que debemos proseguir hacia la meta; y el escritor de Hebreos 12:1 y 2, nos dice que pongamos nuestra mirada en Jesucristo. De aquí podemos concluir que, no importan los obstáculos que encuentre, seguiré sin detenerme a la meta final, poniendo mi confianza total en Jesús, mi Señor y Salvador. Para concluir con el verso 10, el salmista confiesa que, a pesar de estar afligido en gran manera, el “creyó” (tuvo fe), por eso pudo testificar a los demás, dejando a un lado su dolor y angustia. Tomando el buen ejemplo que nos da el salmista, si estamos pasando por momentos difíciles de soportar, debemos creerle a Dios y no poner nuestra mirada en los problemas. Debemos ser hombres y mujeres de fe (Hebreos 11:1 y 6) para obtener la victoria sobre la adversidad. Aplicación: Cuando me encuentre afligido en gran manera, debo actuar por fe, hablar con Dios diciéndole cuál es mi situación y creer que Él me va a dar la victoria en la situación que esté pasando. Oración: Padre, te damos gracias porque en nuestras aflicciones podemos confiar en ti. Queremos proseguir a la meta final porque sabemos que irás a nuestro lado, dándonos la victoria final, amén.


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page